Alimentación en las Etapas de la Vida

BEBÉ LACTANTE y demás: SENTIDO COMÚN por una enfermera pediátrica

Publicado el

Enfermera pediátrica de profesión, hoy vengo a contaros algo que a  muchos papás y mamás (y viceversa) nos da quebraderos de cabeza.

Como sé cuanta leche materna toma mi bebé? la respuesta es sencilla – no se sabe – y por ello, debemos confiar en nuestros instintos primitivos, llamémosle sentido común. Si bien es cierto, cuando traemos al mundo a un hijo el sentido común y el instinto, eso tan esencial…se aleja de nosotros y nos vuelve vagos de pensamiento, de reflexión. Todo pudiera sernos «raro», su piel con granitos, su mancha roja, su mancha morada, su amarillo, sus ojos llorosos, su piel descamada, su cabeza con costras…un sin acabar de cosas insólitas…Bienvenido BEBÉ !

Un bebé no se debe pesar a diario. Es suficiente con acudir a una primera visita con su Pediatra/enfermera y después de valorar en su conjunto al bebé, pesarlo, medirlo, se hace una valoración de como ha crecido (teniendo como peso de referencia su peso al nacer), y por tanto, como de efectiva es la lactancia materna (a partir de ahora LM para abreviar). Cuando observamos que ha habido una gran pérdida de peso (esto sucede los primeros días, podría ser hasta el décimo día, y se considera una pérdida fisiológica o lo que es lo mismo no patológica) o bien, no ha ganado lo suficiente, se revisará y se preguntará como van las tomas de pecho (tiempo, agarre, estado del bebé durante,…). Tras una perdida de peso, más o menos hacia el 10º o 15º día debemos observar una ganancia de peso, incluso una casi recuperación de su peso al nacer.

Lactancia Materna Vectores, Iconos, Gráficos y Fondos para Descargar Gratis

Como enfermera pediátrica no me interesa el peso ni la talla del bebé, me preocupa más que exista un estancamiento (no crecer apenas en 2 visitas consecutivas). Con esto se debe entender, que cada uno tenemos una constitución (habemos más pequeños, más grandes…más finos y largos, más rechonchos…), ya sabéis lo bonito de la diversidad – que rollazo si todos fuéramos iguales !

Resumiendo, si tu bebé recupera su peso al nacer entre el día 10 o 15 de vida, y continua con su ganancia de peso, felicidades porque mamá y bebé habéis creado un tándem irrompible, y no nos hace falta milimetrar cuánta leche producen tus pechos – sentido común ! -.

Y ahora viene, cuando te preguntan: y entonces cuando le puedo introducir el biberón ?pues mejor, no – porque ya sabemos lo sacrificado que es todo esto de la maternidad y LM pero…si empezamos a jugar con materiales artificiales y antinatura (llamémosle biberón) la cosa puede entorpecerse: la tetina puede gustar mucho más que la «teta» y la leche se saca casi sin esfuerzo – que bien -: menos trabajo mandibular, menos desarrollo óseo craneal, más acumulación de azúcares en las encías (y luego en dientes), más arqueamiento bucal (en prejudicio de la correcta formación de la dentadura).

Vale pero mi hijo tiene un año de vida, cuando le puedo dar biberón ?– y seguimos con nuestro uso del sentido común – . Si has llegado hasta aquí con LM como comprenderás no añadiremos un biberón…has probado a darle de beber de UN VASO !!!!! si un vaso, como lo oyes, todo es un aprendizaje, y en 2 días sirviéndole agua o leche en el vaso aprenden su funcionamiento. Puedes empezar por uno de aprendizaje si quieres, porque ahora es que el mercado nos ofrece amplia variedad de utensilios para cada etapa…para mi, y bajo mi experiencia materna, ninguno imprescindible.

Hacia el mes 6 de vida introducimos la alimentación complementaria (complementa y no suplementa a la LM, en otros casos a la leche artificial), esto genera un poco de desconcierto, otra vez nos enfrentamos a una nueva etapa con nuestro bebé: que le doy, que consistencia, cereales cuándo – por dios, el mito de los preparados de los cereales, cuánto daño nos ha hecho y como cuesta concienciar a una población de que nuestra alimentación ya contiene cereales de por si, sobretodo trigo (la maldita plaga del trigo por aquí y por allá).

Podemos hacer el Baby Led Weaning (BLW) con la comida? – si claro, pero esto requiere un plus de sentido común porque no hay unas mismas pautas que funcionen para todos los bebes por igual, esto exige ser capaz de avanzar y a la vez retroceder, de tener paciencia, y de valorar más la experiencia del comer que el comer en sí. Para que nos entendamos es un juego en el que los bebés comienzan a explorar mediante el tacto, el olor, las texturas, a través del juego prueban lo que les place, más bien, al principio «guarrean» y no comen (o comen poco). A mí es de las cosas que me parecen primordiales, asociar la comida a un momento de placer y de juego desde el primer año de vida, sin duda, es una de las mejores educaciones que le puedes ofrecer a tu hijo – si si,  educación nutricional, la asignatura pendiente en las escuelas !-.

Baby Led Weaning: Evidencia y recomendaciones

El BLW no tiene manual para que nos entendamos, tú serás la máxima maestra de la experiencia de tu bebé con la comida. En un próximo post hablaré del BLW.

Espero haberos ayudado a buscar la tranquilidad en nuestras nuevas vidas.

Antes de irme, os dejo unas palabras alentadoras, la maternidad es igual de sufrida que de bonita, un aprendizaje más de la vida: es un despertar de nuestros instintos más primitivos, en el que uno se siente protagonista en primera persona, por favor no nos perdamos nada y …sentido común que la naturaleza es muy savia !

sociedad-pediatria-españa.jpg 874×656 pixels | Lactancia, Lactancia materna, Imagenes de lactancia materna

Ánimos familia, y consultarme si queréis.

😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *